CONTROL DE ESFÍNTERES

¿COMO DESARROLLAR EL COMPARTIR EN LA PRIMERA INFANCIA?
11 Mayo, 2018
LA IMPORTANCIA DE LAS RIMAS EN LA EDAD PREESCOLAR
23 Noviembre, 2018

CONTROL DE ESFÍNTERES

El proceso de aprender a controlar los esfínteres requiere de parte del adulto acompañante respeto, paciencia, conocimiento y mucho amor.

Alrededor de los 2 a los 3 años, los niños comienzan a manifestar interés por lo que los adultos o niños mayores hacen en el baño, les comienza a incomodar el pañal sucio o mojado, ya tienen alguna palabra para expresar que han hecho algo en el pañal y, lo más importante, aceptan ir al baño para dejar algo que los ha acompañado por mucho tiempo, “su pañal”.

blog

En Aprendamos llevamos a cabo este aprendizaje, brindándoles a los niños un ambiente lleno de afecto, acompañándolo con mucha imaginación, factor clave en estas edades. Se les invita a los niños a decirle adiós al pañal, se les indica que lo depositaremos en “la casita”, (caneca o basurero del baño) y luego cantamos la canción “Hacer chichi es lo mejor”. Todo esto conlleva a que el niño se familiarice con el espacio físico del baño y sus elementos (bacinilla, orinal inodoro), sin imponer, respetando su proceso. Así, poco a poco, apoyándonos en la imitación que en estas edades es vital, realizando la rutina todos los días, como por arte de magia, los pequeños se van empoderando de este aprendizaje.

El ritual también se acompaña del uso adecuado del papel higiénico, el lavado de manos después de utilizar la bacinilla y vaciar los residuos. De igual forma esta actividad también se aprovecha para concientizar en el niño el ahorro del agua y su importancia.

blog

Es un proceso continuo de confianza y seguridad, donde el niño aprenderá paulatinamente, quizás haya momentos en los que se presenten “pequeños accidentes”, algo normal que sucedan y que dependiendo de nuestra tranquilidad como adultos y acompañantes se superará sin inconvenientes. Es muy importante que se les den refuerzos positivos a los niños cuando han tenido logros, esto los motivará para seguir interiorizando el aprendizaje.

¡Animo! ¡¡¡A decirle adiós al pañal!!!